Loading...
"Bienvenidos a Angelisdis, Tu Revista Educativa"... .

miércoles, 10 de agosto de 2011

ACTIVIDADES DE EXPRESIÓN PLÁSTICA


ACTIVIDADES DE  EXPRESIÓN PLÁSTICA
NIÑOS y NIÑAS DE 1 A 2 AÑOS
Por Lcda. María Leonor Padrón

De acuerdo a lo planteado por E. Martínez, la producción plástica de los niños entre 1 y 2 años de edad está relacionada con el control y dominio corporal característico de esta etapa. El dibujo se inicia cuando los sentidos tienen su primer contacto con el medio ambiente y el niños reacciona ante esas experiencias sensoriales, es por ello conveniente promover experiencias con la intención de favorecer la exploración con todos los sentidos, el conocimiento de los materiales y la posibilidad de transformarlos, de modo que estas vivencias potencien el aprendizaje del niño y le lleven a expresarse a través de las artes plásticas de manera natural y creativa.

Gesell dice que “mirar, buscar, asir y manipular son formas graduales de presión. Cada una de estas funciones se fundamenta en la anterior, y se consigue por haberla dominado.  Naville señala como antecedentes del gesto gráfico los procesos de trituración y maculación del bebé, elementos de goce vinculados al contacto con la materia y la satisfacción que genera la producción de efectos bien visibles.

La forma de abordar este aprendizaje es muy importante en el desarrollo del niño, pues es el inicio de la expresión que lo va a conducir al dibujo, a la pintura y posteriormente a la escritura. Por ello una de las primeras actividades que  presentamos como propuesta son los:


Juegos de Patuques
Desarrollados como una acción natural en los primeros meses: apretar, amasar, expandir,  vaciar, aplastar y regar es una fuente de placer por lo relacionado con los procesos internos de transformación y regulación emocional que están viviendo los niños y niñas en esta edad.  Antes de cumplir el año y en los primeros meses siguientes al año en los Patuques se utilizarán productos alimenticios del agrado de ellos ya que en este periodo todo se lo llevan a la boca. El juego de Patuques evoluciona junto con el niño y se transforma en los juegos de agua y arena, dáctilo pintura y actividades de cocina.

Estampando mi cuerpo
Con temperas, pinta dedos y una lámina de papel Bond fija en el suelo.
Se pintan los pies de los niños y niñas y se les invita a caminar sobre la lámina, igual se hace con las manos y se les motiva para estamparlas sobre el papel.

Creando colores nuevos con mi cuerpo
Se invita a los niños y niñas a pintarse las diferentes partes del cuerpo con los colores primarios, ejemplo una pierna amarilla, la otra azul, un brazo rojo y el otro amarillo,  luego se le ofrece un color primario, se le pide que lo frote en la parte de su cuerpo que tenga un color distinto y se le invita a observar el nuevo color que surge.
Cuando se hayan obtenido diferentes colores se recuerda los colores que utilizaron al principio del juego.
Está actividad puede concluir colocándoles una  tina con agua tibia para que ellos mismos se laven y observen cómo van cayendo los colores de sus cuerpos.

Pintura de dedos
En esta actividad la pintura se aplica con los dedos, los niños pueden utilizarla como un material expansivo, ya que en la dáctilo pintura, no sólo deben usarse los dedos, sino también las manos, los bordes y las palmas, el antebrazo...
Es importante tener en cuenta que nunca se deberá forzar al niño a que introduzca la mano en la pintura, pero tampoco se le censurará cuando sienta la necesidad de meter “algo más que la mano”.


Con una brocha o un pincel me pinto los pies y las manos
La finalidad de este juego es  que exploren y sientan la sensación que producen la brocha o  el pincel sobre su cuerpo.
Se utilizan brochas de barbero o pinceles de los más gruesos con el cabo recortado
Y un plato de plástico con pinturas de diferentes colores.
Es recomendable realizar la actividad  frente a un espejo donde los niños puedan observar lo que están haciendo.

Creando murales
Se colocan láminas de papel Bond en la pared, se les pintan las manos a los niños y niñas y se les invita a estamparlas en la lámina, igual pueden trazar diferentes formas. También se  les puede entregar un pequeño envase con pintura y que ellos utilicen los dedos para sus trazados.

Rasgados
Se ofrece a los niños papeles suaves como el de seda para trocear y rasgar: Si se quiere potenciar la  maduración  del músculo flexor del pulgar en la interrupción de los trazos., nada mejor que la utilización de papeles porosos para rasgar y trocear. También con este mismo tipo de papel se motivan a elaborar bolas de diferentes tamaños y pegarlas en los dibujos que hayan hecho en láminas gigantes.


Materiales tridimensionales:
Son aquellos que permiten realizar obras
Plásticas en tres dimensiones: anchura, altura y profundidad. Es necesario trabajar con materiales tridimensionales para que el niño pueda tener una percepción y comprensión más clara de las representaciones en el espacio de la forma y las texturas que la acompañan. Siendo el mas adecuado a esta edad el plastidedo y la masa casera.

Esta propuesta se presentan a título informativo, pero el o la docente debe aplicarlas o reducirlas en función de las necesidades del grupo al que educa, teniendo en cuenta que han de ser elegidas como medio y nunca como fin.

Referencias Bibliográficas
Jessica Vázquez Valdivia. El valor del dibujo para la Educación Infantil.
MPPE, Orientaciones Didácticas para niños y niñas en el nivel maternal.
Martínez E., Delgado J.,  El Origen de la Expresión Plástica.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © 2010 Angelindis | Design : Noyod.Com | Icons by: FastIcon.com